Calefacción para tu hogar, ¿cuál debo elegir?

Calefacción para tu hogar, ¿cuál debo elegir?

Cuando hablamos del invierno, enseguida se nos viene a la cabeza una cosa: temperaturas bajas. El frío se apodera de las calles y también de nuestras viviendas, por lo que recurrimos a sistemas de calefacción que nos ayuden a mantener una sensación térmica adecuada en nuestro hogar. Sin embargo, existen varias formas de calentar un ambiente, según el tipo de vivienda y los metros cuadrados que ésta posea. 

A continuación te recomendamos algunas opciones para calefaccionar tu hogar:

  1. Estufas a gas: Es una de las formas más tradicionales de calentar espacios, resulta una opción económica cuando se trata de calentar espacios más grandes. El gas licuado viene dentro de cilindros, los cuales se pueden pedir a domicilio. No se recomienda este método para quienes viven en departamentos en un piso superior al quinto, con cilindros no mayores a 11 kilos. Hay que tener precaución con los niños, ya que pueden resultar quemados si se acercan demasiado. 
  2. Estufas a parafina: Este popular método tiene sus ventajas y desventajas. Por el lado positivo, es una manera muy efectiva para calefaccionar espacios amplios, sin embargo, es necesario tener una buena ventilación, ya que al encender o apagar esta estufa, desprende un fuerte olor a parafina. Esta parafina se consigue en las bencineras, algo no tan práctico a veces. Es posible encontrar distintos tipos de estufas a parafina, según los metros cuadrados que se desea abarcar. 
  3. Calefactores eléctricos: Este tipo de estufa resulta una opción práctica y poco aparatosa, pero no es muy efectiva para temperaturas extremadamente bajas. Una de las desventajas de este método es que su consumo se refleja directamente en las cuentas de la luz, por lo que se recomienda para aquellos que no pasan mucho tiempo en sus hogares, ya que el costo en electricidad es elevado. Sin embargo, esta estufa destaca por su seguridad y facilidad de trasladar de un lugar a otro. 
  4. Estufas infrarrojas: Es un tipo de tecnología que ha ganado muchos seguidores gracias a su “calor limpio” que no contamina el aire en el hogar, funciona con un sistema eléctrico que calefacciona de una forma más eficiente y además tiene un alcance mayor, utilizando la misma potencia de otras estufas eléctricas. 
  5. Panel calefactor: Esta opción se recomienda para pequeños espacios, ya que el calor que emite no es demasiado. Es ideal para una oficina o pieza; requiere de instalación y funciona de forma eléctrica. 

Recuerda que hay muchos factores que debes considerar al elegir un sistema de calefacción, como el presupuesto, los metros cuadrados, necesidades especiales, entre otras. Recomendamos que antes de comprar, realices una pequeña investigación y así encontrar el método más adecuado para ti y tu familia.

¿Te gustó?
Te invitamos a compartirlo en redes sociales